Con esto y con lo otro

Con esto y con lo otro

Si bebes así mi sangre, rumea también mis huesos, acaso mi tútano no sabe a besos.
Si comes a mordiscones mi carne, curte también mi cuero, acaso mi piel no es suave cómo las caricias que te dejo.
Si digieres mis amores, fermenta también mis enojos, acaso no soy calma y también tornado.
Si miras con tiempo mi alma, mira con calma mi espíritu, acaso no era cabra y hoy soy cordero.
Si me temes como a serpiente, ámame como a gacela y cazame como leona, pero no te rayes como las cebras.
No derrames leche sobre este fuego, calentemosla y bebamosla junto a las brasas que no se han de apagar mientras nos acobijemos.
Un poco de sal, una pizca de pimienta, un poco de amor con sabor a canela.
Unas hojas de menta no le vienen mal a cualquiera.

No hay comentarios

Añade tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.