Luna

Luna

A lo lejos me esperas mi amada, aún más distante cubierta de nubes.
A tu distancia mi amor sube para besar tu piel en el frío de la inmensidad espacial.
Acércate a mi, acariciarme también con tus ases de brillante perla,supera las nubes, vence ésta tormenta y déjame verte.
No, por favor, no te desvanezcas de mi mirada con aquellos rayos de sol en la mañana.
No, por favor, aves no canten, no, no llamen al alba, no despierten al lejano gallo mientras las últimas lágrimas de las nubes estallan en los sedimentos suelos.
No, no te alejes de mi mirada, en la nocturna oscuridad las nubes te alejaron como velorico velo y en el luto de tu presencia me he derretido cual vela, vigilando tu noche sin luz en este velorio absurdo porque faltas tú y en una pasajera caricia tras tu velo, me rozas antes de la apresurada alba, como dije ya y luego te vas, deslumbrada por el sol de esta lúgubre mañana.

 

No hay comentarios

Añade tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.